27 marzo 2014

Ama y ensancha el alma

"Hay que volar libre al sol y al viento
repartiendo el amor que tengas dentro"

(Extremoduro - Ama, ama y ensancha el alma)

Todo sucede por algo. Esta mañana, mientras me dirigía al centro donde hago las prácticas, me confundí de calle. ¡Qué desastre soy a deshoras! De todas maneras, todos los caminos llevan a Roma y simplemente había cogido una paralela a la que debía de coger. Parece mentira que, con todos los meses que lleve allí, vaya ahora y me pierda. Aunque también soy partidaria de ir cambiando las rutinas poco a poco y, a veces, me da por coger caminos diferentes. En fin, el caso es que al torcer la esquina, me encontré toda la acera llena de corazones y yo, que soy (en el fondo) una sentimental, me agaché a coger unos pocos. Me hizo tanta ilusión, que alguno lo pegué en mi agenda.



Aprovechando la anécdota, quisiera hacer una breve reflexión sobre lo que es el amor. En mi opinión es una de las más bonitas palabras del léxico. Más allá de la cursilería, el amor es la fuerza más grande a la que se aferra el ser humano. Aquel que ama o se siente amado, es aquel posible de todo. El amor es limpio, es libre, el amor son raíces. Es limpio, porque se da de corazón. Es libre, porque el amor no te ata. Es eso que se siente cuando ves que lo que te gusta te hace volar, soñar, te hace sentir vivo/a. Te hace sentir vivo y no maniatado. Y son raíces, porque es uno de los más importantes compromisos que hay en la vida, el que más nos hace aferrarnos a ella. Y que no se confunda aquel que piense que es cosa de parejas pastelosas que se dan regalos cursis el 14 de Febrero, no. Esto es cosa de cultivarse diariamente. Hay más clases de amor, que de café Nespresso. ¡Válgame Dios! No siempre amamos de la misma manera, ni con la misma intensidad y con los años, te haces más sabio (o más tonto, vete tu a saber) pero uno no deja de amar de la noche a la mañana. Cuando luchas, es porque algo amas: ya sea la vida, tu gente... y sobre todo a ti mismo/a. Amamos a nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros hijos. Amamos nuestro coche, nuestra vida, nuestro trabajo. Amamos un libro, una canción, un lugar... AMAMOS. Lo que no es igual es el lugar que cada uno le tomamos como referencia. Pero eso ya son otras cosas, se llaman valores.

Y ahora, que ya sabes que hay tantos tipos de amores y amoríos. ¿Qué es lo que tú amas?


3 comentarios:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Yo amo muchas cosas pero por no ponerme cursi diré que levantarme contento por las mañanas y acostarme pensando que he aprovechado el día.

esaespecie desconocida dijo...

Amar es lo mejor de la vida, tanto romántico como en general.
Un beso

Anónimo dijo...

Si no duele no es amor... Una vez escuché esa frase y pensé mucho en ella a lo largo de los años jejeje. Yo sólo espero que nadie tenga que comprobar cuanto amor lleva dentro y que siempre que tengan la ocasión lo saquen afuera porque sino si dolerá.
Bonito texto. Un beso :)
Jim